Un servicio poco conocido en México es la reparación de parabrisas. El objetivo es reparar el daño sin la necesidad de sustituir el parabrisas. Con este proceso evitamos que continúe la fragmentación del cristal, se restablece la fuerza estructural del vehículo y evita un mayor daño con las vibraciones de uso. Es muy importante detener el deterioro, ya que el parabrisas aporta más del 30% de la fuerza estructural en caso de volcaduras y colisiones. Otro punto importante por resaltar es que, con la reparación, mejora la percepción visual y disminuye la «atracción» visual hacia el daño.

¿Por qué se deben reparar los parabrisas?

Los parabrisas son una parte muy importante de los vehículos, pero debido a que el cristal es un material quebradizo, puede dañarse y romperse o estrellarse debido a un impacto. Unas de las motivaciones principales para la reparación de parabrisas son:

  1. Eliminar la apariencia visual de la rotura.
  2. Mantener el cristal original (OEM) y su instalación original (OEM).
  3. Evitar los altos deducibles (en EE. UU. y Europa llegan a ser mayores a $100.00 USD).
  4. Evitar penalización en el costo de la prima del seguro a la renovación del siguiente año.

Algunas de estas motivaciones se atenúan en México, debido a las siguientes razones:

  1. No se elimina la percepción visual en su totalidad.
  2. Se detiene la propagación del daño, pero al reparar el parabrisas no ejerce su derecho para la sustitución del cristal (aplica en los autos asegurados).
  3. Se mantiene, en su caso, la instalación y cristal original, pero no se considera tan importante en México, como para no cambiar el parabrisas.
  4. En México, no existen altos deducibles como en Estados Unidos o Europa (en general es solo el 20% del valor del cristal).
  5. No existe efecto en el costo de la póliza en renovaciones.

Por estas razones, suele no ser un servicio muy popular, pero que puede traer considerables beneficios para su vehículo.

Limitaciones de la reparación de parabrisas

Si bien es una excelente técnica para evitar sustituir los parabrisas, ahorrar costos y mantener los componentes originales del vehículo, lo que puede aumentar el valor de este; también hay algunas limitaciones si se quiere realizar el cambio.

En primer lugar, se debe evaluar la localización y las características del daño que son consideraciones importantes para tomar en cuenta para la decisión de reparar. En caso de que sea un daño extendido o localizado en una parte clave del cristal, la opción sería sustituirlo. El reemplazo no es recomendado bajo cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • El daño penetra ambas capas, tanto interior como exterior del cristal.
  • Del daño emanan tres o más fracturas de un solo
  • El daño se encuentra en la capa interior del cristal laminado.
  • El daño se encuentra visiblemente contaminado con impurezas que no pueden ser removidas por medio de una limpieza.
  • Existe daño o decoloración de la capa plástica (ubicada entre las dos capas de cristal).
  • El daño se localiza en el área del parabrisas donde existen características de valor agregado del cristal que pueden ser afectadas por el proceso de reparación.

Los instaladores deberán consultar y seguir las recomendaciones de planta antes de llevar a cabo la reparación en un lugar donde se encuentren características de valor agregado.

Algunas otras limitaciones son:

  1. El daño tiene un cráter mayor a 3/8 de pulgada.
  2. Las grietas interceptan uno o más bordes del cristal.
  3. Hay fracturas que comienzan desde el borde del cristal.
  4. Si en el área primaria de visión del conductor existe:
  • Daño con diámetro mayor a una pulgada (25 mm).
  • Un cráter con profundidad mayor a 3/16 de pulgada (5mm).
  • Una reparación anterior que se encuentre a 4 pulgadas (100 mm) de otra reparación.
  • A juicio del instalador, la reparación afecta la correcta operación del vehículo.

Aunque la lista de limitantes para la reparación parce muy extensa, en muchas de las ocasiones los parabrisas se rompen con un daño inicial muy ligero que es reparable. Si el daño inicial no se atiende, la fractura corre el riesgo de contaminarse y crecer con el tiempo debido a las vibraciones de uso.

Beneficios de la reparación de parabrisas

Aunque el daño en los parabrisas parezca menor, es muy importante que esté siempre en las mejores condiciones, ya que un pequeño daño puede expandirse, crear una fisura mayor y ser un riesgo de seguridad. Algunas de las principales razones para repararlo son:

Ahorre dinero frente al costo de reemplazo

Una vez que su parabrisas se haya vuelto dañado y la grieta se haya extendido, tendrá que reemplazarlo, ya sea debido a la ley local o porque afecte la visibilidad. El costo de reparación es mucho menor que el costo de reemplazo en todos los casos.

Ahorre tiempo

Una reparación se puede hacer en cuestión de minutos, mientras que reemplazar un parabrisas requiere que espere a que el sellador se cure, lo que puede demorar hasta un día dependiendo de las condiciones.

Conserve su vidrio de seguridad

Su parabrisas está diseñado para romperse de cierta manera para evitar que se formen fragmentos de vidrio afilados en caso de accidente, cuenta con una película anti asalto o de control solar; si está comprometido, puede hacer que se dañe, no funcionar adecuadamente y causar lesiones.

Ecológico

La reparación de su parabrisas mantiene los vidrios de automóvil (no reciclables) fuera del contenedor de basura. ¡Siempre que tenga la oportunidad de mantener algo fuera de un vertedero es una gran oportunidad para hacer algo bueno por la tierra!

En Roto Cristales y Partes contamos con una garantía especial en la reparación de parabrisas: si por cualquier razón un cliente de reparación nos requiere que sustituyamos el cristal reparado dentro de los siguientes 30 días hábiles a la realización de la reparación, no cobraremos el valor de la reparación y, en caso de haber sido liquidada, descontaremos el monto pagado por la reparación del valor del cristal a substituir.

Tenemos más de 50 años y más de 130 sucursales en el país con personal con una amplia experiencia en la instalación y distribución de cristales para autos y camiones de las principales marcas nacionales e importadas para todas las marcas de automóviles en el mercado. Estamos a sus órdenes en todas nuestras sucursales o a través de nuestro call centers en Monterrey al (81) 8130 5200, CDMX al (55) 5263 5060 y Guadalajara al (33) 3268 2670 o en nuestro formulario.